El libro contiene tantas revelaciones y tantas denuncias que se estremece desde la primera página. No es un libro extenso, pues apenas alcanza las 180 páginas. Sus títulos son en letra grande y contiene pequeñas ilustraciones en cada hoja.

“Úselo y tírelo” fue publicado en 1994. En esta obra el autor alerta sobre un sistema voraz, cínico y perverso que atentó durante siglos (y aún atenta) contra y tierras de Latinoamérica. Luego, este mismo sistema los descarta exhaustos y sin remedio. De ahí justamente la de un planeta desechable. La sociedad del consumo donde se convierte en chatarra. Hasta la gente misma.

Pero esa agonía de nuestra porción de tierra latinoamericana tiene altos responsables. Por eso las denuncias recaen sobre “el país del norte”, “los colonizadores” y todos aquellos que la saquean a día sin piedad. Con impunidad, mentiras y trampas.

Galeano no señala responsables desde el fanatismo ciego: cada acusación está repleta de estadísticas, fechas y nombres. Personas, países, corporaciones multinacionales, etc.

El tema central del libro es la ecología afectada por un sistema dañino que arroja cada vez menos y más pobreza.

Los últimos capítulos del libro presentan visiones soñadas y pensamientos positivos para Latinoamérica.

Algunas frases del libro:

“El sistema de que se ofrece como paraíso está fundado en la explotación del prójimo y en la aniquilación de la naturaleza”

“Las materias primas y los se entregan a precio de en una historia de desarrollo hacia afuera que en –América Latina lleva cinco siglos de atraso”

“El Mundial otorga generosos créditos para forestación. El destripador distribuye miembros ortopédicos entre las víctimas de sus mutilados”

“De las diez empresas productoras de semillas más grandes del mundo, seis fabrican pesticidas”

“La sociedad de consumo ofrece fugacidades. Cosas, personas; las cosas fabricadas para durar, mueren al nacer, y hay cada vez más personas arrojadas a la basura desde que se asoman a la vida. La ley del mercado los expulsa por superabundancia de mano de obra barata. El Norte del mundo genera basuras en cantidades asombrosas”

“Los 24 países desarrollados que forman la Organización para la Cooperación en el Desarrollo Económico del Tercer Mundo produce el 98% de los desechos venenosos de todo el planeta”